Los riesgos son parte del éxito

Los riesgos son parte del éxito

La semana pasada  coincidí con un conocido  en el parque a donde voy a correr y a ejercitarme. Me senté a descansar y secarme el sudor y él hizo lo mismo. Me pregunto a qué me dedico porque no le entendió a nuestro amigo mutuo el cual nos presentó anteriormente. Y mientras nos secábamos el sudor, le contesté lo siguiente:

Desde hace 27 años me dedico a la profesión de convertir los sueños en realidadesPara ello utilizo una de las más sorprendentes y poderosas  técnicas que existen para alcanzar el éxito: la Programación Neurolingüística y el Coaching.

Déjame compartirlo también contigo:

En este comentario voy a revelarte lo que he aprendido desde mi experiencia personal como experto en PNL y Coaching,  junto con las personas que me han pedido ayuda para conseguir sus objetivos y lograr los cambios que inicialmente deseaban.

Antes de empezar, déjame que te cuente algo más acerca de mí.

A lo largo de mi vida he tomado tres grandes decisiones en las que lo he arriesgado todo y que me han permitido cambiar radicalmente a mejorar.

Estas tres grandes decisiones, fueron tres saltos cuánticos al vacío, sin garantías, sin saber el ¿cómo?, y que suponían un gran riesgo para todo lo que había conseguido hasta ese momento. Para mi buena suerte, los magníficos resultados obtenidos han superado cualquier expectativa.

Primer salto: Dejar un trabajo bien pagado en la Secretaria de Educación Pública. Trabajé como maestro de Ciencias Sociales y Educación Artística durante 16 años, pero un día descubrí que aquel no era mi lugar en el mundo.

En realidad, quería ser más que un mentor en el aula yo soñaba con escritor, conferencista  o entrenador de desarrollo personal. Yo me daba cuenta que ayudar a mis alumnos era un universo de personas muy limitado y la vida me fue poniendo y llevando a donde era mi lugar. Así pues, quemé todas las naves, renuncié a continuar, y decidí vivir de forma coherente durante el resto de mi vida: nunca más haría nada en lo que no creyera al 100%. Asumí el riesgo de dejar atrás la comodidad y el miedo, lo conocido e ir al encuentro de mí mismo y en pos de lo desconocido.

Segundo salto. Por 7 años me dediqué a fabricar ropa para gente joven. Empezar en una profesión de la que no sabía nada, ni siquiera el calibre de una aguja pero mi arrojo, empuje y determinación me hicieron crecer como marca de ropa llamada Morinhnos. Recuerdo el olor al dinero porque ganaba muchísimo pero no era feliz, me sentía hueco. No me llenaba sentir los bolsillos llenos y el corazón vacío. Una vez más, la vida me fue llevando a otros estadios. El dinero no me hacía feliz y era como no tenerlo.

En este punto,  me sentía como perdido y no sabía dónde era mi lugar. Pero yo seguía en mi búsqueda.

Tercer salto:  Cuando conocí a Fernado Arteche Casas impartiendo el primer curso de Programación Neurolingüística que tomé con él, el cual, me enamoró tanto, que decidí vivir en este mundo mágico y maravilloso. Este estilo de vida tan pleno que me ha dado todo tipo de satisfacciones desde 1989 hasta el día de hoy que escribo estas líneas 8 de Abril de 2019.

Este salto fue el más doloroso para mí y para mi familia porque me quedé sin nada para poder pagar mi entrenamiento que duró años, mientras la Programación Neurolingüística, comenzaba a ser más conocida al igual que yo. Sin embargo, estaba decidido a pagar cualquier precio porque sabía que esta era mi vida, mi llamado, mi propósito y mi razón de vivir.

Ya con el paso de los años y siendo trainer de PNL empecé a adentrarme en el mundo del coaching, hasta certificarme.  La mayoría de la gente desconocía de qué se trataba. Delante de un potencial cliente tenía dos trabajos: el primero, hacer promoción del coaching y explicarles en qué consistía; y el segundo, vender mi servicio.

La desventaja estaba en que la gente no conocía el alcance del coaching, y la ventaja era que no había tantos coaches en el mercado como los hay ahora. Asumí el riesgo de empezar en algo totalmente nuevo para lo que, previamente, tuve que prepararme a fondo hasta lograr fundar el Centro Humanista de Programación Neurolingüística y un modelo de entrenamiento contundente.

¿Cuál ha sido el resultado de esas tres decisiones hasta la fecha?

35 generaciones de practitioners en PNL, 10 generaciones de master en PNL, ocho generaciones de practitioners en DHNL, 10 generaciones de coaches profesionales. Más de 2250 cursos impartidos todos ellos enfocados al Desarrollo de la consciencia y del potencial Humano. Soy autor de dos libros, audio libros, vídeo cursos, audio cursos y eBooks.

Soy un experto en persuasión, PNL y COACHING, ventas; negocios, dinero y consciencia. Este éxito lo he conseguido a costa de nada, sin sacrificios, y jamás había sido tan feliz. Y he logrado que mi vida sea plena en el más amplio de los sentidos. Todas esas bendiciones no procedieron del exterior, sino de mi interior. Me siento bendecido por el amor, no por el que recibo, que es mucho, sino por el amor que soy como persona y que todos, sin excepción, somos. Entender esto es importante para comprender la esencia del coaching.

Tomé tres grandes decisiones que lo cambiaron todo y que me han dado mucho pero que, no lo olvidemos, pusieron en riesgo lo que había conseguido anteriormente.

¿Qué he aprendido?

  • Que para ser feliz, basta con vivir desde el amor y no desde el temor.
  • Que para tener éxito, antes debes arriesgar todo lo anterior, ya sea bueno, malo o regular: el éxito solo puede renovarse si se arriesga lo conseguido en un nuevo desafío.

¡EL QUE NO ESTE DISPUESTO A PERDER TODO….MEJOR QUE NO INTENTE NADA!

¡GRAN APRENDIZAJE!

¡Durante años el Coaching a mí, me funcionó!

Era hora de probar con otras personas.

El siguiente paso fue, reclutar a tres personas para que me dejaran practicar con ellas mi Coaching a cambio de no cobrarles nada. Yo aplicaba todo lo que había aprendido en apenas 16 libros leídos sobre el tema y cursos elementales de unas veinte horas. Hasta la certificación de 160 horas. También funcionó, mis clientes consiguieron aclarar muchas cosas, enfocarse y obtener resultados rápidos.

Por fin, había encontrado un método que ofrecer a los asistentes a mis cursos, seminarios, conferencias y entrenamientos.

La PNL y COACHING son una metodología contundente para el éxito hoy puedo decirlo desde el interior, por la paz interna y mental con la que vivo.

Esta metodología de PNL y COACHING está basada en el auto descubrimiento, no de la personalidad sino de la consciencia esencial del ser, es lo que llamo: vivir en estado de gracia.

¡LO QUE QUIERAS EN LA VIDA ESTÁ A TU ALCANCE CUANDO ESTÉS DISPUESTO A ARRIESGARLO TODO!

 

 

 

COMPARTE

Facebook
WhatsApp
LinkedIn
Twitter
Email
Imprimir

Próximos Cursos de CEFEM

¿Qué es la Programación Neurolingüistica?

TE INVITAMOS A NUESTRA PRÓXIMA CERTIFICACIÓN EN PNL

Da click en este link para obtener toda la información sobre esta excelente oportunidad para ti.